Google+ Followers

martes, 25 de abril de 2017

Pete ‘El Conde’ Rodríguez fiel y leal a la música cubana y representa la falacia de la SALSA y confirma que FANIA no nació para hacer SALSA







Pete ‘El Conde’ Rodríguez fiel y leal a la música cubana y representa la falacia de la SALSA y confirma que FANIA no nació para hacer SALSA



Pedro Juan Rodríguez Ferrer, nace en Ponce, Puerto Rico, un 31 de enero de 1933 y fue el segundo de los tres hijos de la familia de don Emiliano Rodríguez y Anatilde Ferrer Colón; su padre era músico profesional y fue el que lo guía de niño y a sus escasos seis añitos ya tocaba el bongó y cantaba los ritmos populares de su Puerto Rico natal y cuando contaba con diez años de edad, ya era bongocero en el conjunto El Gondolero dirigido por su progenitor.




Cuando muere su padre, la situación cambia rotundamente y tuvo que irse a EE.UU., --estamos en 1946--, fue acogido por su tía a su llegada a la Gran Manzana, contaba con escasos trece años de edad y vivió en el barrio latino de Nueva York. Para cuando cumplió sus juveniles 17 años, trabajaba en una imprenta hasta el momento en que fue reclutado por el ejército norteamericano, para cumplir su servicio militar en el conflicto bélico de Corea (1953-1956), desempeñándose como paracaidista de la Fuerza Aérea Estadounidense.




Cuando ya era licenciado y establecido en New York y como no podía ser de otro modo, el joven Pedro se vincula con la bullente música cubana de New York, desempeñándose como percusionista y luego cantante en varios conjuntos, por ejemplo, integró el conjunto de Johnny Soler y poco después se unió a la Orquesta Oriental Cubana, la misma que seguía estrictamente la escuela musical de Cuba; después integraría la orquesta Jóvenes Estrellas de Cuba para 1957, dirigida por el excelente trompetista y cantante Roberto Rodríguez, (luego sería la trompeta de oro del ‘Manos Duras’ Ray Barretto y por cierto, fue llevado después a la Fania All Stars), donde Pete ‘El Conde’ se quedaría entre 1959 y1961 y fue con esa agrupación de la referencia donde hizo sus primeras grabaciones discográficas. También integró la orquesta “La Broadway”, de este último y célebre conjunto musical, se retira llevado por su fuerte carácter, ese mismo carácter que lo hizo pelearse con el gran sonero cubano Monguito El Único, cuando ambos conformaron el célebre conjunto de Johnny Pacheco en la era FANIA Records.





Asimismo, tuvo un breve paso (1961-1962) en la membresía de la Orquesta Típica Novel del pianista Willie Ellis. Luego de ello y para el mes de mayo de 1962, fue reclutado junto a los excelentes cantantes Chirivico Dávila y Monguito "el único" para integrar la charanga de Johnny Pacheco y ocuparían el puesto de los cantantes Rudy Calzado y Elliot Romero. En su primera etapa se graba el álbum ‘Suavito’ para 1963, donde además se grabaron temas como: Suavito, Como Mango, Yo soy Guajiro, Alto Songo, Guachinango y Soy del Monte.





Fue precisamente en esa coyuntura, en que afloran los conflictos con el sonero cubano Monguito ‘El Único’ y a raíz de ello ‘El Conde’ se aleja de la agrupación musical de Pacheco (1964-1966) y se unió al Conjunto Sensación del trompetista y pianista cubano Rey Roig o Reinaldo Godinez Roig y producto de ello graban una famosa placa discográfica para 1965 que era a la sazón, el primogénito LP del mencionado Conjunto ‘Sensación’ y titulado «Swing» y en el piano encontramos a un joven principiante pero muy prometedor, que luego se fue a París: Alfredo Rodríguez y soneando Pete ‘El Conde’ Rodríguez, el mismo que también grabaría la segunda placa titulada «Los Campeones» y para 1966. Son destacables los siguientes temas, de esa experiencia musical: ‘Salsa’, ‘Bailando conmigo’ y el éxito rotundo: ‘El Rincón’.




El maestro músico cubano Rey Roig llegó a New York con mucha experiencia y roce musical de primer nivel, en Cuba fue trompetista, pero en New York ejerció de pianista, el mismo que había integrado el legendario Conjunto Casino, también formó parte del excelente Conjunto de Luis Santi, no solamente eso, también integró la célebre agrupación ‘Los Jóvenes del Cayo’ y siempre tocando trompeta, cuando Rey Roig estuvo en La Babel de Acero era arreglista y compositor y luego forma una orquesta para la más grande sala de baile del Bronx: “El Bronx Casino”. Con ese importante músico cubano de la referencia, aprendió mucho y se pulió finamente, nuestro personaje Pete ‘El Conde’ Rodríguez.




Pero cuando el gran sonero Monguito ‘El Único’ llevado por la gran amistad con el ‘Judío Maravilloso’ decide formar parte de la Orquesta de Larry Harlow, pues fue en esa circunstancia (1967) en que Pete ‘El Conde’ regresa a la charanga de Johnny Pacheco.




No olvidemos que a Pete ‘El Conde’ Rodríguez se le conoce como «el más cubano de los soneros boricuas» y precisamente esa fue la razón gravitante y fundamental de porqué el ‘Zorro Plateado’ lo valoró en grado sumo, para que integrase su conjunto musical; que quede bien en claro entonces: la dupla Pacheco-‘Conde’ Rodríguez es para rendir culto y seguir la escuela musical cubana, eso significa que FANIA Records no fue fundada para hacer ‘SALSA’ sino música cubana en New York.






Precisamente, esa adoración del dominicano Johnny Pacheco por la música cubana, fue que lo motivó para que en 1964, junto con su abogado y ex policía Jerry Massucci, den creación o constituyan la disquera Fania Records y para mayor abono de nuestra afirmación, fue Pete ‘El Conde’ Rodríguez «el más cubano de los soneros boricuas» el primer cantante contratado por FANIA, que quede bien en claro y bien establecido entonces: cuando se funda FANIA Records, no había ninguna intención o proyecto o estrategia o plan de hacer ‘SALSA’, sino de hacer música cubana y de la mejor manera posible y siguiendo la escuela de los mejores maestros y orquestas de la patria de José Martí.










El compadrazgo espiritual entre Johnny Pacheco y Pete ‘El Conde’ Rodríguez, fue una jugada maestra del zorro plateado para tener amarrado a un cantante que reportaba muy buenos ingresos a la faltriquera.




Fue en el primer álbum de la disquera FANIA, titulado ‘Cañonazo’ de 1964, que Pete ‘El Conde’ Rodríguez interpreta el bello tema ‘Fania’, de la autoría de Josualdo Bolaños y de donde se tomó el nombre de la famosa disquera bajo comentario.






Pete ‘El Conde’ Rodríguez, hace su primera presentación con FANIA ALL STARS en el Greenwich Village Red Garter Club, fue para 1968.




En verdad de verdades, fue  Pete ‘El Conde’ Rodríguez quien lleva al éxito a Johnny Pacheco (grandes flautistas cubanos en New York eran José Fajardo, Pupy Legarreta y otros más, quienes obviamente, eran mejores flautistas que el mencionado ‘Zorro Plateado’), con su potente voz melódica de impronta cubanófila, obteniendo grandes éxitos musicales, como: ‘Azuquita Mami’, ‘Convergencia’, ‘La Esencia del guaguancó’, ‘Sonero’, ‘Víralo al revés’, y muchísimos éxitos más.





Luego llegan los agitados años 70’ y todo va a cambiar, en el plano social, cultural, político y musical y esto se refleja hasta en la manera de vestirse y acicalarse personalmente y Pete ‘El Conde’ Rodríguez, recién pasa a ser conocido como ‘EL CONDE’, cuando se deja crecer la barba y cambia su peinado y su peluquero de New York, al terminar su faena y verlo con una presencia imponente con su nuevo look, le dice: ‘PARECES UN CONDE’ y desde ahí utiliza ese apelativo musical, para diferenciarse también, de ‘El Rey del Boogaloo’ que venía desde el boogaloo-blue el pianista Pete Rodríguez, todo un palo mayor de la salsa dura de los años 60’ en su momento.







Ya está registrado, que la mancuerna musical Pacheco-Rodríguez duró luminosos ochos años más o menos, pero fue en 1974 que el famoso Pete ‘El Conde’ Rodríguez decide correr suerte pero ya en solitario







Ya estamos en 1974, el año en que El Conde se dispara en ventas hasta el Grammy y dos años más tarde, o sea, en 1976 Pete ‘El Conde’ Rodríguez graba su gran éxito ‘Catalina la O’ (cuenta la leyenda urbana que esa tema era simple relleno en el álbum a publicarse, como lo fue el tema ‘Llorarás’ de Oscar D’León en su momento, son golpes de suerte), de la autoría del boricua Johnny Ortiz de Isabela. La interpretación melódica y potente de El Conde y los metales jazzísticos hicieron su efecto; la cadencia, la letra y las cuerdas, gustaron a propios y extraños: éxito total.







En verdad de verdades, muy tarde se decidió Pete ‘El Conde’ Rodríguez salir del poder fascinador y absorbente de Johnny Pacheco, para cuando va en solitario El Conde, la ‘matancerización’ extrema, prolongada y casi en letanía, de la manía pachequiana con su ‘tumbao añejo’ y su ‘nuevo tumbao añejo’ había mellado ya, la imagen musical del gran cantante boricua pero el mejor intérprete de los ritmos cubanos, fue por eso que nuestro personaje en mención Pete ‘El Conde’ Rodríguez se vio perjudicado grandemente, cuando apareció la SALSA MONGA o SALSA DE CAMA o SALSA SENSUAL o ROMÁNTICA, aunada a la feroz embestida del merengue, que cual tifón arrollador y destructor, quería limpiar terreno de la empalagosa manía musical matancerizante que había impuesto Pacheco a través de la tiranía musical de FANIA; en verdad de verdades: la gente o el público se hartó, se cansó, se hastió de la matancerización pachequiana y ya quería otros ritmos y sonidos y melodías y Pete ‘El Conde’ Rodríguez (sea por mal cálculo o peor asesoramiento) obviamente estaba muy mal ubicado y en el ojo de la tormenta y ya no se pudo levantar ante los nuevos cambios y tiempos.




Los números fríos son muy claros y decidores, entre 1983 y 1990 Pete ‘El Conde’ Rodríguez logra imprimir cinco placas de donde solamente destaca ‘Salsobita’ del año 1987, ya este modesto servidor estaba por terminar la carrera de derecho en la cuatricentenaria Universidad Nacional Mayor de San Marcos de Lima y recuerdo con suma nitidez como nuestra generación de salseros duros y bravos, con mucho fastidio les decíamos ‘maricones’ (frase peruana popular que significa cobarde o afeminado) a todos los que ayer eran salseros bravos y duros o machos que pasaron a ser ‘meches’ de la salsa, al cantar salsa romántica o salsa monga o sensual (Louie Ramírez, Ray De La Paz, Frankie Ruiz, etc.), y respetábamos y respetamos, a Pete ‘El Conde’ Rodríguez porque murió fiel y leal y al pie del cañón y respetando la música cubana.






Como no recordar a Pete ‘El Conde’ Rodríguez, cuando presenta a sus hijos Pete Emilio y Cita en el mundo del espectáculo musical, corría ya el año 1993, siendo que la última grabación del gran sonero boricua de fidelidad a los ritmos cubanos fue en 1999 con ‘Masterpiece’, --ahí está el tema "marchando bien" que lo atestigua--,  junto a los famosos Tito Puente y Eddie Palmieri, pero el año 2000 fallecen los dos gigantes: Tito Puente y Pete ‘El Conde’ Rodríguez y el CD ‘Masterpiece’ recién se editaba, por eso se considera póstumo con respecto a los célebres finados antedichos.






Nuestro personaje Pete ‘El Conde’ Rodríguez ya estaba avisado médicamente de su inminencia mortal física, por sus antiguos problemas cardiacos, los galenos le habían sugerido una operación a corazón abierto que nunca quiso realizar El Conde, falleció precisamente de fulminante ataque al corazón un sábado 02 de diciembre del año 2000 en el Bronx, New York, su cuerpo fue llevado a su natal Puerto Rico.







Discografía

Con Johnny Pacheco

1963: Suavito
1964: Cañonazo
1965: Pacheco at NY World Fair
1966: By Popular Demand
1967: Sabor Típico
1968: Volando Bajito
1970: La Perfecta Combinación
1971: Los Compadres
1973: Tres de Café y Dos de Azúcar
1978: Recordando el Ayer
1980: Champ
1983: De Nuevo los Compadres
1985: Jicamo
1987: Salsobita
1989: Celebración






Solista

1974: El Conde
1976: Este negro si es sabroso
1978: A Touch of Class
1979: Soy la Ley
1982: Fiesta con el Conde
1990: El Rey
1993: Generaciones
1996: Pete y Papo

Lima, 15 de mayo del 2015

Corregido, aumentado y modificado por su autor el 25 de abril del 2017

Jaime Del Castillo Jaramillo








No hay comentarios:

Publicar un comentario