Google+ Followers

domingo, 15 de enero de 2017

Art Tatum el inmenso gigante del Harlem Stride Piano aún insuperado y aún no desarrollado plenamente. Desde el aislado Ohio llegó el inmenso coloso del piano Art Tatum a New York, para a destronar a los reyes del Harlem Stride Piano en su propia casa. Historia del Jazz. Parte XXVII




Art Tatum el inmenso gigante del Harlem Stride Piano aún insuperado y aún no desarrollado plenamente

Desde el aislado Ohio llegó el inmenso coloso del piano Art Tatum a New York, para a destronar a los reyes del Harlem Stride Piano en su propia casa. Historia del Jazz. Parte XXVII




Por:    Jaime Del Castillo Jaramillo





Art Tatum es considerado un Dios del piano jazzístico por muchos de sus seguidores y muchas de las veces no se destaca esa valía y esa personalidad musical de altos kilates con toda sinceridad y verdad, en puridad, Art Tatum fue y es una joya preciada como maestro del imbatile  Harlem Stride Piano, aunque también ejecutó magistralmente el ritmo boogie-woogie de su evo, en suma, estamos hablando de una gran personalidad y no solamente de una simple figura jazzística, sus facetas musicales y compositivas son complejas y por qué no decirlo: controvertidas (hay muchos críticos acerbos y negativos en su contra, sin muchos argumentos valederos), agrego también, que ni siquiera los historiadores del jazz, se ponen de acuerdo a la hora de querer elegir el podio que le corresponde al gran maestro Art Tatum, la música que hizo este genial maestro del piano bien se puede ubicar en varios escalones e intersticios de los grandes esquemas evolutivos del desarrollo estilístico jazzístico.




Y como siempre, para salir del paso o mencionar una frase hueca y de compromiso, se repite la manida frase engaña muchachos, que dice desde antiguo: que el gran maestro de maestros Art Tatum “se adelantó a su tiempo”, obviamente que es una gran mentira y una gran verdad, más verdad obviamente, que truco.





Para empezar, el genial Art Tatum construyó ladrillo a ladrillo su escuela y su técnica y su método pianístico y para ello echó mano directa y frontalmente de la música clásica, se esforzó y se sacrificó con lo más y por lo más difícil en el piano, por ello se distinguiría siempre y sería un maestro consumado con las blancas y las negras. Art Tatum no era un simple alumno deseoso de aprender y descubrir y dominar las técnicas secretas y elevadas del piano clásico, Art Tatum era un perfecto obsesionado por el piano clásico europeo: Franz Von Liszt fue su parámetro y su modelo a seguir y eso se notaría en muchas de sus obras fundamentales en el jazz y en su técnica pianística por cierto.




Art Tatum, con su arte y con su técnica al piano, se elevó demasiado, era una inmensa pirámide que no se le veía la punta, con respecto a la mirada de sus colegas pianistas contemporáneos del Harlem Stride Piano, hay que ser claros y contundentes y específicos en ese punto.


Art Tatum dominaba perfectamente el Harlem Stride Piano porque era su lenguaje para poderse hacerse entender en el mundo pianístico de su hábitat, de los que no podían ni siquiera percibir su mundo interior pletórico de amor y admiración por la música clásica lisztiana, eso que quede muy en claro y por delante.





Obviamente, que Tatum iba a causar envidia y mortificación en un medio de egos pianísticos muy elevados, es la reacción humana casi natural y Tatum tenía que sufrir esa antigua y conocida factura, debido a sus altas cualidades y virtudes pianísticas inalcanzables para muchos, es por ello que obligó a muchos tecladistas de su tiempo, a tener que cambiar de curso en su piano, para no encontrarse y ser aplastados por la calidad y excelencia de Art Tatum, así de sencillo y de fácil: es el caso de los siguientes grandes maestros del piano.


1) Thelonius Monk o Thelonious Sphere Monk, nacido en Rocky Mount, Carolina del Norte, un 10/10/1917 y fallece en Weehawken, Nueva Jersey, un 17/02/1982, su estilo definitivo lo decantó para 1947, estilo que no cambió en un cuarto de siglo siguiente. Monk es también uno de los pianistas fundadores del bebop, aunque también hizo hard bop y  jazz modal. Monk es muy original por su estilo  muy especial y único de improvisación y es el padre de temas base de jazz como "Round About Midnight",





"Straight No Chaser",





"52nd Street Theme"









2) Por su lado, Bud Powell o Earl Rudolph Powell, nació el 27/09/1924 en Nueva York y fallece un      31/07/1966 a los 41 años, en Nueva York, reconocido pianista y compositor y también figura importante del bebop.





3) También, Lennie Tristano o Leonard Joseph "Lennie" Tristano nacido en Chicago el 19/03/1919 y fallece en Nueva York un 18/11/1978, fue ciego desde la infancia, pero aun así hizo y enseñó música en la Gran Manzana y desde los años 40’ del siglo pasado, sus colegas más cercanos fueron los saxofonistas Warne Marsh (1927-1987) y Lee Konitz nacido un 13/10/1927 en Chicago, Illinois, quien es un reputado saxofonista alto y compositor y está considerado como un gran exponente del Cool Jazz, aunque hace bebop y desarrolla también la vanguardia jazzística.



4) Y también por cierto, Bill Evans o William John Evans, nacido el 16/08/1929 en Plainfield y fallece un 15/09/1980 a los 51 años en la ciudad de Nueva York. Evans  es más conocido por su obra en el cool jazz y en el post-bop y también en el jazz modal. Su aporte es vital e histórico en el jazz y dejó gran impronta y escuela, que se puede percibir nítidamente en varios pianistas muy célebres, tales como Brad Mehldau, Chick Corea, Keith Jarrett y Herbie Hancock.




Bill Evans al igual que Art Tatum, también se acoge a la música clásica y empieza con del impresionismo francés de Claude Debussy (1862-1918) y Maurice Ravel (1875-1937) y por cierto que con ello, le imprimió a su jazz, una elegancia y un refinamiento clásico europeo de primer nivel y muy acorde con sus tiempos y plena de lirismo, suavidad e introspección.



Evans, siempre desarrolló su gran obra musical desde Nueva York pero algunos de sus estudiosos indican que su estilo representa la escuela del West Coast jazz, por la presencia blanca de pianistas jazzísticos de California los mismos que imprimieron nuevos modos de expresión al género, tratando de alejarse de los conflictos raciales y económicos.
 ¿


Pero a contrapelo de dicha afirmación quizá exagerada y racista, Evans en la vida real, fue un integracionista militante en el jazz, ya que alternó con músicos de diferentes procedencias, estratos y colores, tales como Oscar Peterson, John Coltrane, Dave Brubeck o Milt Jackson. Es histórica su participación con el gran Miles Davis y el selecto grupo de músicos de su entorno en 1958 quienes revolucionaron el jazz nuevamente ahora como un género musical que parte de la crisis del swing y hacen emerger un jazz más pensativo o intelectual y por cierto, abstracto.




Volviendo al gran maestro de maestros Art Tatum, entonces dejamos en claro que su obra no fue asimilada plenamente por los siguientes pianistas de jazz, Tatum era muy difícil para muchos pianistas consagrados, hay que repetirlo una y mil veces para que quede bien claro, sin embargo, obras de otros jazzistas si fue asimilada como por ejemplo la fraseología jazzística moderna de Charlie Parker y Dizzy Gillespie.



No lo olvidemos otra vez: la obra y la herencia de Art Tatum todadía no ha sido ni descubierta ni desarrollada hasta sus extremos y florilegios por nuevas generaciones de pianistas que reconozcan su inmenso y extraordinario aporte.




Art Tatum como ninguno, fue dueño absoluto de la velocidad y la claridad pianística en su ejecución, como ninguno. Sus originales componentes armónicos de su interpretación, tal como su empleo de severas estructuras de acordes masivos, hacen del genial Tatum un portento del piano, sin descuidar o desatender su impresionantes cambios armónicos y acordes de paso elevados, donde se da el lujo de comprimir hasta cuatro en un solo compás y luego un compás tras otro, obteniendo así niveles elevados de complejidad que en verdad, --y hay que decirlo--, asustan a cualquier pianista profesional, hay que ser claros. Tatum entonces, no ha sido superado ni en el jazz ni en la música clásica.




Sus técnicas pianísticas tales como las modulaciones abruptas, o las disyunciones rítmicas o las interpolaciones de música clásica, obviamente que ya habían sido usadas por otros maestros del piano, pero la gloria de Art Tatum es que antes de él, nadie las asimila y las incorpora a su jazz como legado para el mundo y con refinada elegancia y solvencia e ingenio.



No lo olvidemos, Art Tatum nace un 13/10/1910 en Toledo (Ohio) y por cierto, muy lejos de Harlem y de los grandes círculos de jazz de su tiempo. No solamente eso, Tatum sufrió de cataratas en sus ojos y por ello, fue operado hasta por 13 veces en su juventud, solamente pudo ver con uno de sus ojos, Tatum en verdad, quedó ciego del ojo izquierdo y veía parcialmente con el ojo derecho. Obviamente que la naturaleza siempre sabia y generosa,  le dio a su oído, el prodigio del absolutismo artístico musical, lo que no tenía o había perdido en sus ojos por cierto.





Tatum a sus juveniles 16 años ya se ganaba la vida como pianista profesional en su ciudad de Toledo y alrededores y antes que cumpla sus 20 años, ya era una personalidad musical en una radio local.




Tatum llega a Nueva York para 1932, acompañando musicalmente a la cantante Adelaide Hall y obviamente, que la fama pianística de Tatum ya lo había precedido y por lo tanto, los pretenciosos, soberbios y altivos pianistas de Harlem lo querían escuchar inmediatamente para medir su valía, para tal efecto llevaron al genial Tatum a un local nocturno de Harlem donde ya estaban debidamente ubicados los mejores y elevados maestros del Harlem Stride Piano tales como: Fats Waller, James P. Johnson y el terrible Willie ‘The Lion’ Smith, todos dispuestos por cierto, a bajarle los humos a ese pianista jovenzuelo y tuerto de Ohio, que llegaba con ínfulas de un grande de las blancas y negras.



Art Tatum que sabía muy bien lo que le esperaba en ese salón de Harlem donde estaba reunidos los padres y mayores exponentes del Harlem Stride Piano, --pero muy seguro de su arte y poder en el piano--, empezó con un tema donde les puso la valla alta en la primera oportunidad, con una ejecución magistral e impecable, pasando así a la historia el famoso tema en la versión de Tatum: “Tea for Two”





A pesar que los grandes maestros ahí presentes en ese gran duelo de la referencia, reconocieron de inmediato el poder pianístico del jovencito Art Tatum pues, no se dieron por vencidos y lo quisieron amilanar a Tatum con bellos temas seguidamente, tales como el mismo padre del Stride Piano, James P. Johnson quien atacó con un “Carolina Shout”,






y luego, siguió el gran Fats Waller con su “Handful of Keys”,

https://youtu.be/gBC8V4rCPKU


aun así, el jovencito e invitado Art Tatum no se arredró en modo alguno y les respondió de una vez por todas, con una soberbia e impresionante versión del clásico “Tiger Rag”




donde usó una velocidad sorprendente, que dejaba lejos cualquier comparación anterior o presente en cuanto a valía pianística.



El gran maestro James P. Johnson  no se quiso resignar y regresó al piano con una última y exaltada interpretación del Estudio revolucionario de Chopin y aunque Fats Waller  alabó a Johnson diciendo que fue la mejor versión que oyó tocar de esa pieza inmortal y gloria del Stride; pero todo ya estaba consumado a favor del jovencito de Ohio, el veredicto final fue contundente: “Ese Tatum era simplemente demasiado bueno”, recordaría con veracidad, el gran maestro Fat Waller.


“Tenía demasiada técnica. Cuando ese hombre pone el motor a toda máquina, nadie le puede desbancar. Suena como una banda de metal” dijo el padre del Stride Piano, James P. Johnson, después agregaría que: “Creo que cuando aquella noche Tatum tocó “Tea for Two” fue la primera vez que oí tocar de verdad esa pieza”.




Tatum felizmente nos ha dejado más de 600 temas como solista o director de agrupaciones musicales. No olvidemos sus grabaciones sobresalientes con los maestros Ben Webster el gran saxofonista tenor y quien está considerado como uno de los "3 grandes" saxofonistas tenores del swing, junto con Coleman Hawkins y Lester Young, quien nació un 27/03/1909 en Kansas City, Misuri, y fallece un 20/09/1973 en Ámsterdam, Países Bajos; y, también con Roy Eldridge o Roy David Eldridge, quien fuera trompetista y cantante de jazz, el mismo que nació en Pittsburg, Pennsylvania, el 30/01/1911 y fallece en Valley Stream, Nueva York, un 26/02/1989.



Recordemos del inmarcesible maestro Art Tatum su magistral versión de “I Know That You Know” donde imprime sorprendentemente muy por encima de las cuatrocientas partes por minuto



así como, las cortas y alegres y elegantes disonancias del tema “The Kerry Dance” que denotan su delicadeza y sentimiento musical





Un fatídico noviembre de 1956, luego de culminar la grabación promovida por Norman Granz, el genial maestro de maestros Art Tatum murió de uremia en Los Ángeles.


(Fin de la parte XXVII)


Lima, 15 de enero del 2017

Jaime Del Castillo Jaramillo

Abogado egresado de la U.N.M.S.M. con más de 25 años de ejercicio profesional y cuenta con estudio jurídico abierto; politólogo con más de 20 años de ejercicio profesional; periodista, fundador y director del programa radial y televisivo ‘Yo, Sí Opino’ (censurado en TV y cerrado cinco veces en radio); Maestría en Ciencia Política con la tesis “Pensamiento Político peruano insuficiente y epidérmico causa de nuestro subdesarrollo político”; Post Grado internacional en Ciencia Política otorgado por la UCES – Universidad de Ciencias Empresariales y Sociales de Buenos Aires-Argentina graduado con la tesis: “Crisis terminal de los Partidos Políticos en el Perú”; catedrático universitario de ‘Historia del Pensamiento Político”, “Filosofía Política”, “Metodología de la investigación en Ciencia Política”, “Realidad Nacional”; “Análisis Político”, “Ciencia Política”, etc.; blogger, comunicador social, articulista y conferencista.
http://fororepublicanoperu.blogspot.com
@jaimedelcastill
yeagob2@gmail.com
https://www.facebook.com/jdelcastillojaramillo




No hay comentarios:

Publicar un comentario