Google+ Followers

martes, 13 de diciembre de 2016

“The Lion” Smith el soberbio triunfante gladiador del Harlem Stride piano. Harlem es la incubadora de gigantes e insuperables pianistas de jazz que siguen dictando cátedra hasta hoy. Historia del Jazz. Parte XXV





“The Lion” Smith el soberbio triunfante gladiador del Harlem Stride piano

Harlem es la incubadora de gigantes e insuperables pianistas de jazz que siguen dictando cátedra hasta hoy. Historia del Jazz. Parte XXV




Por:    Jaime Del Castillo Jaramillo



Si existe un líder y un personaje buque-insignia o icónico por excelencia del glorioso Harlem Stride Piano, pues fue, sin lugar a dudas, el gran pianista Willie “the Lion” Smith  (o William Henry Joseph Bonaparte Bertholoff, nacido en Goshen, Nueva York, un 25/11/1897 y falleció en Nueva York, 18/4/1973), representante por antonomasia de esta nueva raza de músicos de jazz, forjados en el centro mismo del ninguneado Harlem negro y oprimido.




‘The Lion’ Smith trabajó su reputación y nota a nota y tecla a tecla, en reuniones privadas, poco le interesó los elegantes salones o las salas de conciertos, la estrategia del genial pianista Smith fue competir con los pianistas que presumían de ser los mejores, vale decir, ‘The Lion’ Smith fue un gladiador que venció en la arena musical y en mil batallas y con su única arma: El Piano.




Precisamente, el gigante de gigantes, Duke Ellington dijo alguna vez, que Smith tenía “corazón de gladiador” y nos ha contado también, con lujo de detalles, como el gigante ‘The Lion’ Smith se burlaba y sometía a sus contendores, haciéndolos quedar como vulgares aprendices de piano. La fuerte personalidad del mencionado ‘The Lion’ Smith lo llevaba a burlarse de los pianistas presumidos que se creían grandes maestros, los pulverizaba y los humillaba, con sus rítmicas blancas y negras de su Harlem Stride Piano.  




El tantas veces mencionado gran maestro ‘The Lion’ Smith, normalmente aturdía y presionaba a su oponente de turno, poniéndose de pie y rodeándolo, mientras fumaba su habano, llenando de humo la sala de contienda  musical, siendo que la primera y directa observación técnica que hacía ‘The Lion’ Smith, era cerciorarse si tenía buena y respetable mano izquierda en el piano, su oponente de momento, de no ser así y antes que su aturdido rival, haya hilvanado alguna melodía pianística, el imponente magistrado del piano bajo comento Smith, le espetaba lo siguiente:

“¿Qué te pasa, estás lisiado?”.


Y también, en tono sarcástico y para sacarlo de sus casillas lo golpeaba con la siguiente frase:


“¿Cuándo te rompiste el brazo izquierdo?”.



Y para rematarlo y dejarlo avergonzado a su rival y en evidencia de insuficiencia pianística, le clavaba la siguiente mortal frase:


“Anda, levántate, te enseñaré cómo se supone que va”.




La gran fama de ufano y arrogante de Smith lo precedía largamente a su presencia física y musical; era obvio que el genial ‘The Lion’ Smith había estudiado nota por nota y cada paso que daba, no solamente en y con su piano maravilloso, sino hasta en su original conducta pública, por eso muchos han dejado constancia y por escrito que: “Cuando Willie Smith caminaba hacia algún sitio”, relata el otrora gran creador del Stride Piano, el maestro James P. Johnson, “cada uno de sus movimientos era un espectáculo […], tan estudiado, practicado y desarrollado como si fuera una compleja pieza para piano”.





Impresionaba a su audiencia, tan es así que Nat Hentoff, consignó que cuando el magistral ‘The Lion’ Smith se dirigía hacia su piano, era todo un espectáculo verlo caminar y con sus ademanes muy refinados y cuidados y tal como exactamente lo haría el inmortal “Don Juan, camino de una cita”.





El ambiente natural o su elemento preferido o su marco de oro y diamantes, eran las populares fiestas de alquiler y algunos locales nocturnos donde el gran maestro Smith de la referencia, contendía con destacados y renombrados pianistas, y siempre desarrollando las maravillas del Stride Piano de Harlem.




Era muy común encontrar en dichas fiestas populares al gran maestro James P. Johnson; al genial, envidiado y sorprendente Luckey Roberts (o Charles Luckeyth, quien comenzó a descollar a comienzos del del año 1900, nació el 7/8/1887, en Filadelfia, Pensilvania, falleciendo el 5/2/1968, Nueva York) con sus talentosas piruetas pianísticas, facilitadas por sus manos gigantes, las mismas que fácilmente podían desarrollar una decimocuarta y ni que decir de sus envidiadas y difíciles octavas y trémolos; otro gran maestro fue el pianista del stride Abba Labba o Richard McLean, con su prodigiosa mano izquierda y su especialización en los complejos acordes de sustitución que anunciaron la pronta llegada del maestro Art Tatum.





No olvidemos al gran maestro Seminole, quien tenía una imbatible e insuperable mano izquierda, era en propiedad un pianista zurdo, fue tan magistral y contundente, que el legendario maestro Count Basie escribió en su autobiografía la forma en que fue derrotado por el gran Seminole, en un disputado Cutting Contest donde demostró el misterioso pianista zurdo que “tenía una mano izquierda como cualquiera tiene la derecha […]. Y me destronó. ¡Se llevó mi corona!”




Tampoco podemos dejar de lado al gran Eubie Blake (o James Hubert "Eubie" Blake, quien nació un 7/2/1887, en Baltimore, Maryland, y fallece un 12/2/1983, en Brooklyn, Nueva York), reconocido compositor y destacado pianista, que está clasificado como representante  del nuevo estilo, es oportuno traer a colación al maestro Earl Hines quien oportunamente ha consignado, cómo el mencionado maestro Eubie Blake portaba un bombín y sendo abrigo de piel de mapache y para destacar más su elegancia, andaba con un fino bastón; el carismático Blake de la referencia, tenía un estilo muy peculiar cuando tocaba piano, ya que levantaba artísticamente las manos por encima de su teclado y en muchas de las veces, dirigía con una mano, mientras seguía tecleando con la otra.




(Fin de la parte XXV)


Lima,  13 de diciembre del 2016

Jaime Del Castillo Jaramillo

Abogado egresado de la U.N.M.S.M. con más de 25 años de ejercicio profesional y cuenta con estudio jurídico abierto; politólogo con más de 20 años de ejercicio profesional; periodista, fundador y director del programa radial y televisivo ‘Yo, Sí Opino’ (censurado en TV y cerrado cinco veces en radio); Maestría en Ciencia Política con la tesis “Pensamiento Político peruano insuficiente y epidérmico causa de nuestro subdesarrollo político”; Post Grado internacional en Ciencia Política otorgado por la UCES – Universidad de Ciencias Empresariales y Sociales de Buenos Aires-Argentina graduado con la tesis: “Crisis terminal de los Partidos Políticos en el Perú”; catedrático universitario de ‘Historia del Pensamiento Político”, “Filosofía Política”, “Metodología de la investigación en Ciencia Política”, “Realidad Nacional”; “Análisis Político”, “Ciencia Política”, etc.; blogger, comunicador social, articulista y conferencista.
http://fororepublicanoperu.blogspot.com
@jaimedelcastill
yeagob2@gmail.com
https://www.facebook.com/jdelcastillojaramillo






No hay comentarios:

Publicar un comentario